Estilo

La marinière made in France

Las rayas son para el verano, la petite marinière es un clásico que nunca falla cuando llega el calor. Las camisetas de algodón con rayas horizontales blancas y azules o blancas y rojas son un básico para las mañanas de mercado, los mediodías en terrazas, las tardes de playa, las noches de paseo en alpargatas y las ocasiones especiales porque también quedan fenomenal con tacón y una copa de champagne.

El clásico uniforme de marinero bretón ha calado tan hondo en nuestro imaginario que pocos armarios pueden decir que no guardan camisetas de rayas en sus cajones.  Y, casi seguro, más de una. Las hay básicas, con cuello redondo, pero también con detalles de lazos o trampantojos que las hacen más femeninas, si cabe, con botones en el lateral, con cremalleras en la espalda o con escote.

Sezane

La camiseta de rayas cumple todos los requisitos para representar el chic francés. No en vano fue Coco Chanel la que sacó, en 1917, esta prenda del mar a la calle. Es básica, cómoda, sencilla, atemporal, chic, elegante sin artificios y la puedes llevar a cualquier hora del día, con pantalón o falda, que siempre queda perfecta. Sólo tiene una condición: que el tejido sea de calidad, así que merece la pena invertir unos euros porque nos acompañará durante muchos años.

Madewell & Sezane via Pinterest

¿Tengo que renunciar a las rayas cuando llega el frío? Claro que no. Los jerséis marineros son la solución. La versión abrigada de la petite marinière es de lana, resistente al frío y al viento. En su origen los tejían las mujeres de los marineros y tenían que tener 21 rayas, una por cada victoria de Napoleón, y un grosor de 20 milímetros para las rayas blancas y de 10 para las azules. A partir de 1889 se encargó la tarea a la empresa Saint James ubicada en Normandía, cerca del Monte Saint Michel, que a día de hoy todavía sigue fabricando estas prendas.

Pinterest

En invierno los jerséis marineros nos transportan a la costa y, combinados con gorros de lana, boinas, bufandas, tabardos marineros, chubasqueros o botas de agua, son los acompañantes perfectos para las jornadas al aire libre o las excursiones de fin de semana.  Pero también los vemos en la oficina, con botas de piel, zapatos de tacón o bailarinas. Definitivamente, las rayas nos gustan todo el año.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s