Lugares

El Ecomuseo de Marquèze, la vida 1.0

Si has decidido visitar Marquèze, prepárate para hacer un viaje en el tiempo. Una locomotora antigua que sale del cercano pueblo de Sagres deja a los viajeros en un poblado recóndito, en el corazón del Parque natural de Las Landas de Gascona. Como si se tratara de un tren de Regreso al pasado o de una de las puertas del Ministerio del Tiempo, los viajeros llegan al atareado siglo XIX.

Esta villa rural se ha convertido en guardiana de las tradiciones y los modos de vida de los antiguos landeses. El paisaje está salpicado de las ovejas que el pastor vigila de cerca, los animales que hay que guardar en el establo, las ocas que hay que alimentar… Y, mientras, el molinero muele la harina, los paisanos recogen la resina, las mujeres trabajan el huerto y otros van a cazar.

Huele a pan recién hecho en la panadería (que puedes comprar para hacer un picnic) y nos asomamos por una rendija para ver cómo se divertían hace más de cien años. Un poco de teatro al aire libre, juegos tradicionales, artesanía, costura a la luz de la vela… En Marquèze todo está cuidado al detalle y hasta las cunas de las casas tienen sábanas, como si estuvieran esperando que llegara un bebé a dormir.

Desde que pones un pie en el ecomuseo la atmósfera decimonónica se contagia. La sociedad rural vivía al ritmo de las estaciones y el horario lo marcaba el sol. Verás cómo, casi sin darte cuente, estás a punto de coger los aperos de labranza y ponerte a cultivar tu propia cena.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s