Niños

El universo de El Principito en nuestras manos

Cuando me imagino a un niño feliz, lo dibujo en mi mente con una mirada curiosa, sonriente, algo pillo y con esa creatividad desbordante que le permite construir un mundo mágico en el que él es el rey. Algo de esta forma de mirar tienen Catherine y Philippe, los genios de L’Oiseau Bateau.

El nombre, El pájaro barco, es especial porque ellos lo son. Su hija Carla siempre quería ver pájaros y barcos y así empezó su aventura, ellos se los hicieron, y también diseñaron tortugas, caracoles y ranas de colores que vendían en los mercados del sur de Francia. Después llegaron las mochilas, las lámparas y lo que me ha robado el corazón, los móviles que cuelgan en la habitación de los niños.

Estas esculturas de fino metal pintadas a mano y hechas por artesanos nos transportan al mundo mágico de El principito con su delicadeza, su universo onírico, su simplicidad y sus detalles llenos de poesía.

Créditos: www.loiseaubateau.fr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s