Sabores

La selecta mostaza de Dijon

Aunque ahora cerca del 80% del grano viene de Canadá, la ciudad de Dijon está ligada a la mostaza, una deliciosa mezcla que se obtiene al moler el grano negro de la mostaza mojado en vinagre, agua y sal. Cuando se deja reposar, se consigue el color, el sabor y la textura que la caracterizan.

Si pensamos en mostaza de Dijon, la primera casa que se nos viene a la cabeza es Maille, fundada hace 270 años por Antoine Maille, un empresario del vinagre, un visionario que se convirtió en el proveedor de mostaza del emperador Napoleón III, de Luis XVIII y de la emperatriz Catalina II de Rusia.

Las maneras del fundador se mantienen hoy y sus herederos han sabido guardar el legado. Entrar en una tienda de Maille es como entrar en un templo. Cientos de pequeños botes visten presumidos sus etiquetas de mostaza con vino blanco en vez de vinagre, parmesano y nueces, tomate seco, trufa blanca, al vino de Sauternes, al Chablis, de grosellas, de nuez de coco, etc.

Los colores de los botes de mostaza son muy atractivos, pero las mostazas que se llevan toda la atención son las frescas, las que se sirven de un grifo y se envasan a petición del cliente. Te llevarás a casa un tarro de barro con apariencia de joya.

Créditos: Maille 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s