Lugares

La duna de Pilat desde arriba y desde abajo

La duna de Pilat es la duna más alta de Europa y está en Francia, dos motivos suficientes para coger el coche y pasar un día allí. Siempre recordaré ese viaje porque mi hijo pisó la arena por primera vez.

Monumento natural, desierto de arena, paraíso de vértigo… son muchos los sobrenombres que tiene la duna. Además de la altura (100 metros), la duna de Pilat me sorprendió su enorme tamaño, casi tres kilómetros de largo y sus vistas a la bahía de Arcachon. Mucha gente sube para avistar aves de la reserva de la Teste de Buch o para practicar parapente.

Para subir a la duna hay escaleras efímeras que se retiran cuando acaba el verano y una cuerda para ayudar en la ascensión. El esfuerzo merece la pena, la vista desde arriba es impresionante, con el mar delante y el bosque de pinos detrás. Arriba te sientes muy pequeñito. 

En verano la afluencia de turistas no logra quitarle magia, pero yo prefiero pasear y subir desde el lado del mar.  Es más relajado. Se puede llegar por las escaleras que van desde las casas de la Teste de Buch o acceder desde La Coorniche. Además, desde este lado no hay aparcamientos de pago, ni colas, ni puestos de souvenirs…

La gran pregunta, ¿se puede bajar por la duna? Sí, pero solo rodando. Los artilugios están prohibidos porque alterarían la duna.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s