Solo por entrar en este jardín merece la pena visitar Nantes. Cruzar la puerta del Jardin des Plantes es como entrar en un mundo mágico, te sientes un poco como Alicia en el País de las Maravillas. Sus siete hectáreas verdes ubicadas en el corazón de la ciudad están llenas de sorpresas.

Nada más entrar hay un área de juegos para niños que parece diseñada por un equipo de gnomos, con túneles y escondites para jugar arriba y abajo.

En el mismo espacio conviven familias merendando, hombres de negocios con su ordenador, gente leyendo, otros jugando al balón…

Un lugar lleno de vida que tiene su punto álgido en el Café de l’Orangeri, pero, si lo prefieres, justo enfrente puedes sentarte en un oasis de tranquilidad.

En jardín hay plantas de todas las especies, árboles centenarios, fuentes, estanques, invernaderos, que llaman la atención tanto por sus plantas como por su arquitectura de acero y vidrio. 

También hay semilleros, cisnes de hojalata que se mueven con manivela y otras criaturas sorprendentes… un sitio perfecto para pasar una tarde de sol. 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s