En el centro de París no es habitual ver espacios para niños que tengan columpios o algún área verde para jugar, por eso me gustó esta pequeña plaza, algo así como un jardín secreto en medio de dos bulevares, el Magenta y el Fabourg Saint Martin con balancines, bancos para sentarse a hacer un picnic, estatuas de piedra, una fuente…

En realidad es un jardín de inserción para personas en riesgo de exclusión que lleva Emaus donde se imparten talleres de jardinería y huerto, pero es de acceso libre, así que todos podemos entrar y disfrutar de este entorno tranquilo a la sombra de la iglesia neogótica de Saint Laurent. Una parada perfecta para reponer fuerzas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s