La Ópera impresiona, su imponente edificio situado entre los Grandes Bulevares y la plaza de la Madeleine se lleva todas las miradas. Sus remates dorados dan cuenta de la grandiosidad de su construcción, ideada por Napoleón III, como culmen de una gran arteria que une la Ópera, el Louvre y el Palacio de las Tuileries.

Siempre me había conformado con admirar el edificio por fuera, pero, en este último viaje, cruzamos la puerta de entrada y quedamos fascinados. El edificio concebido por Charles Garnier, que da nombre al palacio donde está ubicado, es la definición gráfica de la fastuosidad. El gran vestíbulo de la entrada, la gran escalera de mármol, la decoración espectacular de todos los rincones diseñada para impresionar.

Todo es espectacular, pero la sala donde se celebran los espectáculos es sobrecogedora, sus sillones de terciopelo rojo, su impresionante techo de colores diseñado por Chargall, su lámpara de 7 toneladas de peso y su anfiteatro de 2.000 butacas. Nos quedamos con las ganas de coger entradas para ver alguna de las representaciones de ópera y ballet programadas.

Opéra National de Paris – Palais Garnier
Angle rue Scribe et rue Auber, 75009 Paris

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s