Supongo que todas las novias buscan un vestido diferente, pero yo planeaba una boda-vermú muy íntima, así que necesitaba un vestido corto, cómodo, diferente, alegre… Conocía Sessùn por sus vestidos de verano y sus petos, pero no conocía su colección Oui (solo se vende por internet, en pop ups y en la recién inaugurada tienda de París) y fue un descubrimiento. 

La curiosidad me hizo investigar un poco sobre la marca y su fundadora, Emma François, una mujer visionaria. Iba para antropóloga cuando en un viaje a América del Sur con unas compañeras se enamoró de los bordados, los tejidos, las telas y los colores que veía en los mercadillos, vino con la mochila cargada y empezó a venderlos entre sus amigas después de darles su toque especial. 

La historia sigue el patrón de las personas que tienen ese allure, ese je ne sais quoi tan difícil de definir y tan evidente a la vez. Sin pretenderlo y con humildad, empezó a crear una pequeña colección que mezclaba lo urbano con lo que traía de sus constantes viajes hasta que, no solo sus amigas, sino también las tiendas empezaron a interesarse por sus diseños.

Llegó el momento de decir adiós a la antropología y hola a la marca Sessùn que ya ha cumplido 20 años en el mundo de la moda con un equipo formado por amigas y mujeres. La marca que nació en un mercadillo de Guatemala y creció en Marsella sigue conquistado nuevos países y generaciones sin perder su esencia.

P.D. Si alguien tiene curiosidad por ver su casa, Milk Magazine Deco le dedicó un reportaje

Créditos: https://sessun.com

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s